como-cuidar-tu-coche-en-invierno

CÓMO CUIDAR TU COCHE EN INVIERNO

Tu coche con el frío tiene un mayor desgaste. Por este motivo te traemos algunos consejos para que tu coche no sufra la dureza del invierno y sus bajas temperaturas.

Arrancado: Hay que tener en cuenta que por la noche el coche sufre un cambio de temperatura muy importante. Al encender el motor lo mejor sería dejar pasar unos cuantos minutos antes de salir, le estarás dando tiempo al motor para calentar todos los líquidos necesarios.

Anticongelante: Hablando de líquidos, el nivel de anticongelante de tu coche en invierno debería ser perfecto. Las bajas temperaturas pueden congelar el agua del radiador y no podrás arrancar el motor.

Los expertos recomiendan cambiar el líquido cada 2 años o 40000 kilómetros.

Puedes usar un poco de anticongelante en el depósito del limpiaparabrisas, porque el agua también podría congelarse en los conductos.

Aceite: Los expertos recomiendan comprobar el aceite cada tercer depósito de gasolina que llenes. Para saber si su estado es el idóneo deberás fijarte en su viscosidad. Hay aceites que no responden bien a bajas temperaturas y pueden congelarse o volverse más densos. Si notas algo raro a la hora de arrancar, no fuerces el coche. Seguramente tengas que cambiar el aceite.

Batería: Con las temperaturas bajas y las heladas la batería del coche puede perder más del 50% de su carga. Por esa razón lo mejor es que se compruebe a menudo. Si no puedes permitirte un cambio inmediato de batería, por lo menos coge las pinzas, no te ocuparán nada en el maletero y pueden sacarte de más de un apuro si sales de viaje.

Neumáticos: En invierno las ruedas pierden presión con el frío y son la clave para tu seguridad. Si tus neumáticos están muy gastados se volverán más duros y perderán flexibilidad y no se agarrarán bien al asfalto. Imagina cómo puede responder una rueda desgastada en una curva, ante el aquaplaning, el hielo o la nieve en carretera.

Frenos: ¿Sabes que la distancia de frenado se multiplica por dos con la lluvia? Con hielo por diez… Los frenos del coche en invierno sufren más de la cuenta debido las lluvias, las nevadas, el hielo e incluso el viento. Además, las bajas temperaturas pueden congelarlos o formar escarcha alrededor de ellos y dejarlos inutilizados.

 

Con una buena revisión a tiempo puedes jugar con ventaja y ahorrar males mayores. Recuerda que puedes pedir cita en nuestro taller.

También puedes seguirnos en nuestras redes sociales para estar informado de todas las novedades:

Instagram

Facebook

TE LLAMAMOS

Déjanos tu teléfono para que te llamemos.

CITA TALLER

Pide cita en el taller.

TEST DRIVE

Solicita una prueba de conducción.